Mis Favoritos en Pinterest

CRONICAS DE UN MUNDO EN CONFLICTO
Información y educación para un desarrollo sustentable.

El casting como nueva oportunidad de trabajo para convertir tus sueños en realidad

Hace unos años atrás el concepto de la palabra casting asociada al trabajo no existía. 

Pocos conocían el verdadero significado de la palabra casting. Y los que se acercaban a comprender su significado lo consideraban algo demasiado lejano, fuera de su alcance.

El concepto agencia the artist era un sueño demasiado lejano. Fuera del alcance de muchos. 

Un nuevo trabajo en el alba del tercer milenio.


Sin embargo hoy, para quienes sueñan con pasar de ilustres desconocidos a estrellas mediáticas todo depende de su capacidad para encantar a esas personas dedicadas a seleccionar a los futuros protagonistas de la pantalla chica.

La palabra casting ya forma parte del vocabulario del universo televisivo. No necesita traducción.  Y, aunque fuera de él muchos la repitan, pocos saben que hace referencia a la acción de armar un cast , un elenco, en inglés.
 

Tiempos de reality show.


En tiempos de reality shows muchas cosas cambiaron, y no sólo en la pantalla. Detrás de las cámaras los equipos de producción debieron adaptarse a las condiciones de unos formatos importados de otras latitudes, en las que el casting es tan utilizado como efectivo. 

La cuestión es simple: en Estados Unidos, para formar un elenco tanto para la ficción como para los ciclos de la prolífica televisión verdad se convoca a audiciones en las que se selecciona a los mejores candidatos para cada papel. 

Los encargados de semejante tarea son profesionales tan respetados como los productores y directores para los que trabajan. Sus áreas de influencia abarcan tanto la televisión como el cine y hasta el teatro.
 

Entre Pigmalión y Frankenstein.


Aquí las cosas son más modestas y bastante más limitadas. En el caso de la ficción televisiva, los elencos suelen armarse gracias a la afinidad de los actores con el productor o con el canal que les ofrece el trabajo. 

Pero en estos últimos tiempos el verdadero trabajo de casting crece al ritmo que marca la presencia de los reality shows en la pantalla local. 

En estos casos la figura de los encargados de casting se agiganta. Después de todo, serán ellos los que elijan a esas personas comunes que se transformarán en las figuras televisivas de mañana. 

En ellos recaerá la responsabilidad de ser, con suerte, Pigmalión y sin suerte, el doctor Frankenstein.

El desembarco de los reality shows no sólo cambió los contenidos de la TV local sino que modificó el funcionamiento puertas adentro de los equipos de producción.

Tan nueva es la tarea de la selección de participantes que el productor tiene que inventar una palabra para definirla. 

Primero está el formulario con los datos, después la entrevista y más tarde, una vez recibido el informe del gabinete de psicólogos, llega la prueba de cámara.
 

Una nueva figura, el experto en casting.


Decir la verdad en un casting puede ser la diferencia entre hacer un programa exitoso y provocar un desastre en el aire. 

Un participante que miente cuando es seleccionado puede perjudicar la continuidad del juego y es allí dónde los encargados de la selección tienen que transformarse en expertos en conducta humana.

La televisión local empezó a entender que si hay algo en su engranaje en el que se puede asegurar un suceso o sellar un fracaso es la selección de las personas. 

Así, si el espectador se pregunta a quién agradecer o culpar por los nuevos personajes que habitan su televisor, ahora ya lo sabe: a los flamantes expertos en casting.
 

La figura del cazatalentos.


Por más que los castings se hayan multiplicado, aún no existe a nivel local una figura fundamental en su proceso. Se trata del cazatalentos o buscador de estrellas, una persona que por experiencia e instinto se dedica a identificar futuras estrellas entre la muchedumbre de cualquier casting.

El primer ejemplo lo podemos encontrar en 1999 en la figura de Matt Casella, uno de los más respetados cazatalentos de los Estados Unidos. 

El hombre, responsable de descubrir a Britney Spears y a Christina Aguilera, había sido contratado por la división TV de la productora de Spielberg y estaba realizando una cruzada mundial en busca de las próximas figuras latinas.

En su primera excursión fuera de los EE UU buscando talentos llegó a Buenos Aires y organizó un sistema de selección de elencos desconocido por estos lados. 

Primero entrevistó a actores con cierto nombre en encuentros individuales de no más de cinco minutos y al día siguiente hizo una audición abierta con más de mil personas. 

Un galpón de Palermo se llenó de aspirantes a estrella que, en tandas de 40, eran observados por Casella a veces por apenas segundos. 

Según él, eso bastaba para descubrir ese brillo en los ojos que convierte a un mortal en miembro del Olimpo de dioses hollywoodense.

Si este artículo ha despertado tu interés apuntate a the artist barcelona y la entrada al Olimpo artístico no será ya una quimera.

I Miei Preferiti in Instagram
My Ping in TotalPing.com

Blogs recomendados que te gustaría conocer


Argentina Discovery

Causa Infinita

El Arca de Dionisos

Images Of The World

Letras Prestadas Club Pickwick