CRONICAS DE UN MUNDO EN CONFLICTO
Información y educación para un desarrollo sustentable.

El Reino Unido y el caso Malvinas.

Reino Unido, la máxima potencia colonial del siglo XIX, está involucrada en 10 de los 17 casos de descolonización que aún quedan por resolver. Uno de ellos son Malvinas.
 
Reino Unido, la máxima potencia colonial del siglo XIX, está involucrada en 10 de los 17 casos de descolonización que aún quedan por resolver en el mundo. Uno de ellos son las Islas Malvinas.
 
El Comité de descolonización de la ONU, reconoce una disputa de soberanía entre Argentina y el Reino Unido, y llama a las partes a negociar. Argentina está dispuesta al diálogo y cuenta con el apoyo de América Latina, los 54 países de África, la OEA y el grupo de los 77+China.
 
Mientras el Ministerio de Defensa del Partido conservador aumenta su presupuesto en la base militar del archipiélago, Argentina aboga por una solución pacífica al conflicto y busca interlocutores.
 
Es el gobierno británico el que insiste en sentar a los isleños en la mesa de negociaciones, sin embargo eso no es lo que dice la ONU. Argentina argumenta que los isleños pueden ser británicos, pero el territorio no lo es.
 
La disputa sobre la soberanía de Malvinas existe desde hace décadas, y el Reino Unido nunca ha tenido mucha confianza en los reclamos sobre las islas. Inclusive en 1979, los británicos estaban de acuerdo en llegar a una solución con el gobierno militar, para recuperar las islas y devolverlas a Argentina a los 99 años.Así lo demuestran los documentos desclasificados recientemente, la guerra arruinó esos planes.
 
En 2013, los habitantes de la isla fueron convocados para decidir en un referéndum si querían continuar siendo parte del territorio de ultramar de Reino Unido. Éste fue contrario a la resolución de Naciones Unidas, que establece que la disputa de soberanía solo puede ser resuelta por medio de negociaciones bilaterales entre Gran Bretaña y Argentina.
 
Cada noviembre, las ex colonias del viejo imperio rinden homenaje a los caídos en la guerra de defensa de la corona británica.
 
Leer también: Ucrania, un paìs partido en tres.
Los isleños prefieren pensar que no son una colonia sino un territorio independiente de ultramar. Los ingresos por la licencia de pesca y exploración petrolera se acuerdan con las autoridades de las islas pero se firman en Londres.
 
En otoño de 1982, la pradera de Goose Green era un poblado de 20 casas. Junto a la vecina localidad de Darwin, sumaba una población de 100 personas. Aquí se libró entre el 27 y 28 de mayo la primer batalla terrestre de la Guerra de Malvinas.El 14 de junio de 1982, el Ejército Argentino firmó la rendición. Atrás quedaron los cadáveres de 649 argentinos y 123 británicos. La guerra duró 73 días. Los campos de batalla quedaron sembrados de minas.
 
La naturaleza inclemente marca el ritmo de las islas. Ya han pasado 33 años del fin de la guerra. Argentina apuesta por la palabra. La diplomacia es el espacio donde se esgrimen argumentos y la soberanía es un ejercicio que se construye.
Dame tu voto en HispaBloggers!