CRONICAS DE UN MUNDO EN CONFLICTO
Información y educación para un desarrollo sustentable.

Lampedusa y Melilla puertas de entrada a Europa para cientos de miles de subsaharianos.

Lampedusa y Melilla son las puertas de entrada a Europa para cientos de miles de subsaharianos, libios y sirios que arriesgan sus vidas en búsqueda de un camino a una vida mejor.

Muchos emprenden largas travesías, que suelen durar dos o tres años, por el desierto del Sahara hacia el norte de África.

Una vez allí, algunos intentan el asalto a la valla de Melilla para ingresar a territorio europeo. Otros se aventuran al mar en precarias embarcaciones. Según registros oficiales, en los últimos cuatro años se han ahogado 2400 personas en las aguas del Mediterráneo.

Más de 225.000 migrantes llegaron a Europa en lo que va del año, y nada hace indicar que la cifra no continúe aumentando en los próximos meses.

A las migraciones desde Guinea, Costa de Marfil, Nigeria y el Cuerno de África, ahora se suman los desplazamientos desde Siria y Libia provocados por las guerras. Mientras tanto, los Estados europeos siguen endureciendo sus políticas migratorias y reforzando el control en las fronteras.

Leer también: Bienvenidos al Tercer Mundo. 
Se calcula que unos 750.000 migrantes han conseguido superar la peligrosa travesía y llegar hasta la costa italiana, procedentes de Guinea, Costa de Marfil, Nigeria y el Cuerno de África. Recientemente, las guerras han desatado también las migraciones desde Siria y Libia. A quienes logran sobrevivir, les espera en Europa una vida signada por la exclusión y la estigmatización, pero aún así más segura que en sus países de origen.
 
Melilla, junto a Ceuta, es el último enclave del colonialismo español en África. Tierra de fronteras y mestizaje cultural, es también el punto de llegada a Europa para miles de migrantes libios y subsaharianos. Una triple valla de 11.5 kilómetros de extensión separa al territorio español del marroquí. Quienes quieren cruzarla, se enfrentan además a la presencia de las fuerzas de seguridad de ambos países, a uno y otro lado del cerco. Aún así, son muchos los que se organizan para intentarlo coordinadamente.

Las policías marroquí y española reprimen con dureza a los que caen de la valla. Para los que logran pasar, el siguiente paso es la “devolución en caliente” o el encierro en el CETI, el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes.

Blogs recomendados que te gustaría conocer

Letras Prestadas Club Pickwick

Argentina Discovery


Images Od The World

Dame tu voto en HispaBloggers!