CRONICAS DE UN MUNDO EN CONFLICTO
Información y educación para un desarrollo sustentable.

La Filatelia, una pasión universal que une a chicos y grandes.

La pasión por coleccionar sellos postales surgió prácticamente al mismo tiempo que Gran Bretaña emitió los primeros, el 6 de mayo de 1840. En las cartas de la época se estimulaba el interés por coleccionar estampillas con una curiosa frase que decía: "Conserve esta carta. El sello puede, algún día, ser una curiosidad interesante".
Con el paso del tiempo cada vez más países emitían sellos, y esta actividad fue haciéndose más sistemática. Ya en el año 1860 comenzaron a aparecer catálogos con descripciones de todos los valores de correos disponibles, así como álbumes para conservarlos ordenadamente, y al poco tiempo surgieron revistas dedicadas exclusivamente al interés filatélico.

Enseguida fue notoria la dificultad por conseguir algunos valores. Esto desembocó en grandes diferencias de precio entre distintos ejemplares. La tendencia se ha mantenido a lo largo del tiempo, ya que no sólo es la antigüedad lo que determina el precio de un sello postal, también lo es la cantidad de ejemplares existentes (o conocidos) del mismo, junto con la demanda que de él haya por parte de los coleccionistas.

De todas formas, lo más importante de una colección no es su valor económico. Su encanto está dado sobre todo por la búsqueda exitosa de información o "estudio" que cada uno realice, por la personalidad del aficionado que se percibe en los motivos elegidos, en el armado y la presentación del material.

¿Cómo iniciar una colección?

Lo primero a tener en cuenta, es tratar de definir el tema o el país por el cual el filatelista volcará todos sus esfuerzos; puesto que es prácticamente imposible reunir una colección Universal o que abarque los infinitos temas que ofrece el mundo de la filatelia.

Existen 3 formas básicas de conseguir sellos postales para iniciarnos en la filatelia:

* Acercarse a cualquier oficina del Correo Argentino que posea el servicio de Venta Filatélica, o a los comercios filatélicos, y comprar sellos postales.
* Visitar entidades y comercios filatélicos y vincularse con otros coleccionistas nacionales e internacionales que realicen canje.
* Lavar las estampillas que lleguen a nuestras manos en los envíos postales.

Al comprar o canjear estampillas, tener en cuenta que no estén rotas, ni sucias, que el matasellado no afecte su nitidez, que el dentado esté completo y que estén bien centradas, es decir, con su diseño equidistante de los bordes blancos.

Luego, se debe buscar la mejor forma de conservarlos. Para ello, sería bueno conseguir álbumes y hojas clasificadoras. En tanto, para su correcta manipulación, los filatelistas suelen usar una pinza filatélica. La lupa, es otro instrumento de gran ayuda para observar los detalles de la pieza.

Pequeño léxico filatélico.
Aerograma: carta en papel especial, muy liviano, que se pliega sin sobre. Es prefranqueada por el Correo Argentino.

Bandeleta: tipo especial de matasello en forma de banda o franja, aplicada mecánicamente a lo largo del sobre. Es utilizada generalmente para propaganda oficial, privada o con fines conmemorativos.

Bisagra: Papel de pequeñas dimensiones, engomado en uno de sus lados, que sirve para fijar el sello postal a la hoja del álbum.

Block de cuatro: unidad compuesta generalmente por un mínimo de cuatro sellos, dispuestos juntos sobre dos o más líneas horizontales.

Catálogo: reproduce cronológicamente las emisiones de un país, grupo de países o de todas las administraciones postales emisoras (Universal), con datos amplios que facilitan la búsqueda. Existen catálogos especializados, temáticos, etc..

Centrado: posición del dibujo o diseño de la estampilla en relación al dentado.

Clásico: se denominan así a los primeros sellos postales de un país, en general hasta 1900. Por extensión, es también quien los colecciona, "filatelista clásico".

Conmemorativo: sello postal que recuerda un acontecimiento o un personaje. Estos ejemplares se emiten en cantidad limitada.

Desmonetizado: sello postal al que se le ha anulado el valor de franqueo oficial, al decidir la autoridad correspondiente, su retiro de circulación.

De uso corriente: sello que no es emitido por ninguna conmemoración o hecho circunstancial, sino para atender esencialmente las necesidades del servicio postal, según tarifas. Habitualmente integra una serie de cierta cantidad de valores. Su tirada es ilimitada y su uso bastante prolongado.

Entero: tarjeta postal o sobre con el franqueo impreso.

Errores: variaciones que se producen en los sellos, comparados con el sello tipo, en los mismos originales y trabajos previos a la impresión. Pueden estar relacionados con el dibujo, el papel, las inscripciones, etc. . Estas características han motivado una especialización entre los coleccionistas.

Filigrana: marca de agua que individualiza al fabricante de un papel y a la entidad que lo utiliza. Actualmente, los sellos postales de la mayoría de los países se imprimen sin filigrana.

Fosforescente: papel adicionado con una sustancia luminiscente, que brilla bajo los efectos de la luz ultravioleta. También sello confeccionado en ese tipo de papel.

Franqueo: importe que se abona al correo (mediante sellos postales o utilización de maquinas franqueadoras) para el traslado y entrega de la correspondencia, según las tarifas fijadas.

Franqueo filatélico: tendencia a franquear los envíos postales con variedad de sellos, en especial de emisiones conmemorativas, con el fin de difundir la actividad filatélica.

Mancolista: lista que prepara el filatelista, con la denominación de los sellos que faltan en su colección.

Marca postal: marca oficial que se coloca en sobres y tarjetas, para alguna exposicion o conmemoración especial, y que no anula el franqueo. El instrumento de goma, madera o metal utilizado para ello recibe el mismo nombre.

Marcofilia: es el estudio y colección de piezas que hayan circulado por correo, enteras o en fragmentos, con marcas especiales o matasellos aplicados. Esta especialización moderna se divide en pre-filatélica (la que agrupa los signos postales utilizados antes de la implantación del sello postal, bajo el nombre de "precursores") y pos-filatélica (la que se ocupa de los matasellos con los que se inutilizan las estampillas y otros valores de franqueo).

Matasellos: obliteración o marca aplicada sobre un sello postal, para indicar datos de la expedición, y fundamentalmente, para impedir que pueda ser usado de nuevo. Existen dos tipos de matasellos: el fechador común de uso permanente y el conmemorativo, que se utiliza sólo con un motivo especial; este último recibe el nombre de "Primer día" cuando se aplica para anular una nueva serie de sellos postales el día de su emisión.

Nuevo: se dice del sello postal que está tal como fue emitido: color inalterado, dentado perfecto y goma original. En inglés "mint".

Odontómetro: instrumento que se emplea para medir el dentado de los sellos. La medida especial determina la cantidad de dientes que caben en dos centímetros.

Pie de imprenta: leyenda que identifica al organismo impresor del sello, año de emisión y diseñador.

Precursores: signos o marcas anteriores al empleo del sello postal, que indicaban igualmente el porte pago.

Se-tenant: expresión francesa que indica la existencia de una pareja, sin separar, compuesta por dos sellos de diferente valor o dibujo. No es un error ya que su confección es realizada expresamente de ese modo.

Sin dentar: estampilla que carece de dentado. Las primeras emisiones generalmente no estaban perforadas y debían cortarse con tijera u otro elemento similar.<

Sobrecarga: nuevo valor o referencia que imprime la administración postal de un país sobre sellos emitidos con anterioridad, para modificar los datos primitivos.

Sobretasa: valor adicional que se agrega al postal, casi siempre con fines de ayuda a instituciones benéficas, culturales, filatélicas, etc. .

Temático: coleccionista (o álbum) que reúne sellos de acuerdo a su diseño o idea central, y no al país emisor.

Tête Bêche: expresión francesa que alude a una pareja de sellos sin desprender, en la que uno de ellos ha sido impreso en posición invertida con respecto al otro. Se denomina también "cabeza a cabeza" o "mutuo invertido".

Valor facial: también llamado valor escrito. Fijado por la Administración de Correos, está impreso en los timbres. Ya sea en su importe real o mediante un código convencional(C-C´-Buzones de Argentina), ( 1 2 -Gran Bretaña), etc. .Deja de regir cuando se procede a su desmonetización.

Valor filatélico: es el que pueden adquirir los ejemplares en el mercado filatélico, según la ley de oferta y demanda.

Viñeta: dibujo que representa la finalidad de la emisión de un sello.

Blogs recomendados que te gustaría conocer

Letras Prestadas Club Pickwick

Argentina Discovery


Images Od The World

Dame tu voto en HispaBloggers!